Nuestra historia

La Garrotxa es un tesoro escondido, es nuestra casa.

 Nos conocimos mientras trabajábamos en uno de los hoteles de más prestigio de Edinburgh en el año 1997 cuando uno, Roy,  iniciaba su carrera como chef y el otro, Goretti,  hacía solo unos meses que había llegado a la ciudad para aprender inglés. Nuestros caminos se separaron y se reencontraron un par de años más tarde y si….dos años después estábamos casado. Hablando del destino!

Con el paso de los años los dos acumulamos experiéncia en el mundo de la restauración, hostelería i servicios, y creció el anhelo de hacer alguna cosa juntos.  Durante las vacaciones entre Escócia i Cataluña empezamos a considerar la idea de abrir nuestro propio Bed and Breakfast.  En el 2005, justo después del nacimiento de nuestro hijo pasamos una semana visitando el Prepirineo catalán y cuando regresamos a Escócia tomamos la decisión de trasladarnos.

En enero del 2007, menos de dos meses después de habernos trasladado a Cataluña vimos por primera vez la rectoria de Sant Miquel de Pineda.  La casa y la zona tenían todo lo que buscábamos.  La Rectoria nos ofrecía todo lo que necesitábamos para poder abrir nuestro B&B: situada en un parque natural en la benita comarca de la Garrotxa y con unas comunicaciones excelentes con Barcelona y Girona.

Con un equipo de gente fantástico, desde las arquitéctos hasta nuestro adorable hijo Silvestre, todos hicimos posible dar una nueva vida a la vieja rectoria, un edificio que hace más de 800 años que se encuentra en Sant Miquel de Pineda.   Después de 4 años de trabajo en octubre del 2011 las puertas de La Rectoria de Sant Miquel de Pineda se abrieron para dar la bienvenida a nuestros primeros huéspedes.

Ha habido más de uno o dos momentos de pánico por el camino, pero con el paso de los años ha ido creciendo el sentido de arraigo, sentimiento que la Rectoria y la iglesia desprenden y también un sentimiento de conexión a la belleza que nos rodea.  Cada dia el paisaje que nos rodea, como una tela de pintor, cambia y cada dia intentamos capturar una nueva imagen y un nuevo recuerdo.  La Garrotxa es un tesoro escondido, es nuestra casa.

Bienvenidos a La Rectoria de Sant Miquel de Pineda

Roy, Goretti and Silvestre.